Revista Profesional del Ejército de EUA

Edición Hispanoamericana

Manual de Campaña 4-0

Impulsando cambios en el sostenimiento

Teniente general (ret.) Michael D. Lundy, Ejército de EUA

General de división Rodney D. Fogg, Ejército de EUA

Coronel Richard D. Creed Jr., Ejército de EUA

Teniente coronel (ret.) William C. Latham Jr., Ejército de EUA

Descargar PDF Descargar PDF

Equipamiento de la 3a Brigada de Combate Blindada, 4a División de Infantería, llega el 27 de febrero de 2019 al puerto de Shuaiba, Kuwait, para la rotación de la unidad en apoyo de la operación Spartan Shield. (Foto: Sargento segundo Veronica McNabb, Guardia Nacional del Ejército de EUA)

Los ejércitos que no se adaptan a las circunstancias cambiantes del ambiente operacional suelen sufrir consecuencias graves en la próxima guerra que su país les pide combatir. El Ejército de EUA ha pasado por esto antes, en particular, cuando no se aseguró de contar con las capacidades esenciales para el combate terrestre a gran escala contra adversarios con capacidades similares, como los que enfrentó en las dos guerras mundiales y en Corea. Prepararse para el combate terrestre a gran escala y asegurarse de que los adversarios sepan que Estados Unidos está listo para este tipo de conflicto es esencial para la disuasión convencional que ayudó a garantizar que la Guerra Fría se mantuviera fría en Europa y que el armisticio en Corea permaneciera por más de sesenta años.

Reconocer que la competencia entre las grandes potencias define el actual ambiente operacional trae consigo la realidad de que el Ejército de EUA debe adaptarse una vez más si quiere estar lo suficientemente preparado para disuadir a adversarios dispuestos a arriesgarse a un conflicto convencional en un mundo cada vez más multipolar. Una adaptación eficaz requiere un cambio basado en una visión realista de nosotros mismos y de las amenazas tal como son, no como queremos que sean. El primer paso es comprender lo que el Ejército debe ser capaz de hacer si quiere prevalecer en el combate terrestre a gran escala. El siguiente es garantizar que el Ejército tenga la doctrina necesaria para derrotar las amenazas a las que se enfrenta. Sin una doctrina adecuada, el Ejército no puede adaptar sus organizaciones, su entrenamiento y sus prioridades de la manera más eficaz según los recursos disponibles.

«

La doctrina establece la base lógica para los cambios que hace el Ejército, proporcionando a los líderes de cada escalón un marco de referencia y un lenguaje común.

»

La doctrina establece la base lógica para los cambios que hace el Ejército, proporcionando a los líderes de cada escalón un marco de referencia y un lenguaje común. La doctrina permite a los líderes describir y visualizar sus papeles y responsabilidades mientras se preparan para cumplir las misiones y ganar las guerras que se les pide que luchen1. En el Ejército de EUA, la doctrina impulsa el cambio.

Este cambio ha estado ocurriendo desde hace tiempo y está ganando ímpetu. La publicación en octubre de 2017 del Field Manual (FM) 3-0, Operations, puso en marcha cambios centrados en el alistamiento que están repercutiendo en todo el Ejército. En esta publicación se describen las funciones estratégicas del Ejército, la forma en que se ejecutarán las operaciones terrestres unificadas en la zona de responsabilidad de un comandante combatiente y la forma en que se llevarán a cabo las operaciones de combate a gran escala (LSCO) contra adversarios con capacidades similares. También se enfatizan los papeles de los cuerpos de ejército y divisiones durante las LSCO y se proporcionan tácticas fundamentales para la conducción de operaciones ofensivas y defensivas en un ambiente operacional multidominio altamente disputado. El FM 3-0 codifica un cambio dramático en el enfoque del Ejército hacia sus responsabilidades durante la competencia y el conflicto entre grandes potencias, requiriendo que los líderes más antiguos reexaminen las capacidades actuales del Ejército y ajusten las tácticas, técnicas y procedimientos de apoyo para cumplir con el reto de prepararse y conducir las LSCO2.

La publicación del FM 3-0, con su énfasis en las funciones estratégicas del Ejército y la preparación y ejecución de las LSCO, requirió un análisis profundo de la doctrina de sostenimiento para determinar lo que faltaba o era necesario añadir para apoyar la conducción de las operaciones durante la competencia y el conflicto entre grandes potencias. El FM 4-0, Sustainment Operations, publicado en julio de 2019, fue el primer resultado de ese análisis. En este se proporciona el marco doctrinal para sincronizar el sostenimiento del Ejército con el enfoque de armas combinadas para el combate terrestre a gran escala en el ambiente multidominio descrito en el FM 3-0. El FM 4-0 proporciona el plan para apoyar los cambios necesarios en las organizaciones de sostenimiento, el entrenamiento, el desarrollo de líderes, el desarrollo de material y la doctrina de sostenimiento de unidades subordinadas. Articula específicamente cómo el Ejército de EUA debe organizar, entrenar y desplegar formaciones de sostenimiento en cada nivel para proporcionar a los comandantes la libertad de acción, el alcance operacional y la resistencia prolongada que se requieren para luchar y ganar durante las LSCO3.

La necesidad constante de cambio

Los ejércitos que no se adaptan y marcan el ritmo de cambios en el ambiente operacional se vuelven rápidamente irrelevantes. Poco después de la invasión de Iraq en 2003, el Ejército de EUA se adaptó al desafío emergente de las operaciones de contraterrorismo, estabilidad y contrainsurgencia (COIN). Cambiar nuestras prioridades del enfoque de combate terrestre a gran escala, central central en la doctrina de Batalla Aeroterrestre (AirLand Battle) y las operaciones de espectro completo descritas en el FM 3-0 de 2001, a operaciones de contingencia limitadas (contraterrorismo, estabilidad y COIN) fue tanto lógico como prudente dada la escala y el alcance de los compromisos del Ejército en Afganistán e Iraq. Sin embargo, el enfoque casi miope de la década siguiente hizo que la adaptación del Ejército fuera demasiado lejos, dando como resultado una fuerza optimizada para las misiones COIN y de estabilidad en lugar de la gama completa de operaciones militares. Las características de las operaciones COIN difieren considerablemente de las de las operaciones de combate terrestre a gran escala para las que las organizaciones de sostenimiento de la época fueron originalmente diseñadas. En el área de responsabilidad del Comando Central de EUA, las unidades de sostenimiento del Ejército proporcionaban apoyo centralizado desde bases operativas avanzadas fijas y dependían en gran medida de contratistas para trabajos de construcción, artículos básicos y una amplia gama de servicios4. Las formaciones del Ejército rara vez participaban en combates directos prolongados contra sus adversarios, que estaban ligeramente armados, y cubrían amplias zonas para proteger a la población y la infraestructura clave. La duración y complejidad de la misión requería un flujo constante de unidades terrestres que entraban y salían del teatro de operaciones. Para cumplir con este alto ritmo de despliegue y adaptarse a las exigencias de las misiones COIN, el Ejército ajustó su doctrina, su entrenamiento y su estructura organizacional5. Los cambios organizacionales que fueron parte del proceso de transformación modular tuvieron un impacto particularmente fuerte en la doctrina, la capacidad y la competencia relacionadas con el sostenimiento.

La nueva fuerza modularizada les proporcionó más flexibilidad a los comandantes de las brigadas de combate y generó una serie de nuevos desafíos para las unidades de sostenimiento del Ejército. La necesidad de apoyar múltiples formaciones del tamaño de batallón y brigada que estaban geográficamente dispersas hizo que el Ejército revisara en profundidad su doctrina de sostenimiento. En 2009, el Comando de Entrenamiento y Doctrina del Ejército de EUA (TRADOC) publicó el FM 4-0, Sustainment. En este documento se describen las operaciones de recursos humanos independientes, la gestión financiera integrada y las capacidades de gestión de recursos, el apoyo modularizado del Sistema de Salud del Ejército y los cambios en la distribución y la gestión de material en los niveles superiores a la brigada. Estas innovaciones permitieron el despliegue de cientos de unidades y miles de soldados dentro y fuera del área de responsabilidad del Comando Central de EUA, además de proporcionar un apoyo continuo y excepcional a varias operaciones complejas en toda la región6.

Los cambios fueron apropiados para las misiones en Afganistán, Iraq y otros escenarios de contingencia igualmente limitados. Sin embargo, el interés renovado del Ejército en el combate a gran escala contra adversarios con capacidades similares, en donde la fuerza conjunta es desafiada en todos los ámbitos, reflejaba la conclusión de que el ambiente operacional a corto plazo probablemente generaría para el Ejército requisitos muy diferentes de los de la década anterior. A partir de 2016, el TRADOC inició algunos cambios doctrinales significativos para apoyar el enfoque en las LSCO. El principal catalizador del cambio fue la reedición del FM 3-0, Operations, en octubre de 2017.

Soldados en el centro de inteligencia y operaciones combinadas de la 1a Brigada de Sostenimiento procesan actualizaciones de las operaciones durante el ejercicio Warfighter 18-05 en Fort Hood, Texas. (Foto: Ejército de EUA)

¿Por qué el FM 4-0?

El FM 3-0 describe cómo las formaciones por encima de la brigada, que luchan como parte de una fuerza conjunta, apoyan las cuatro funciones estratégicas del Ejército: moldear los ambientes operacionales, prevenir los conflictos, prevalecer en el combate terrestre a gran escala y consolidar los logros. El FM 3-0 representa un cambio en la forma en que pensamos, hablamos, nos organizamos, nos entrenamos y nos equipamos para el próximo combate, y requiere que los profesionales militares de cada función de combate consideren su preparación para prevalecer en la posibilidad, antes impensable, de un combate terrestre a gran escala contra enemigos con capacidades similares a las nuestras7.

El FM 4-0, Sustainment Operations, complementa este esfuerzo describiendo cómo cumpliremos con las masivas demandas de sostenimiento necesarias para prevalecer en un ambiente LSCO que prioriza la velocidad, la movilidad y la redundancia. Por ejemplo, el FM 4-0 describe las nuevas estructuras de fuerza y las relaciones de mando que proporcionan a los comandantes de división y cuerpo de ejército más capacidad y resistencia. Estos cambios incluyen el cambio de un único mando y control logístico (C2) a comandantes de maniobra que proporcionan C2 sobre mandos de sostenimiento expedicionario alineados con el cuerpo de ejército y brigadas de sostenimiento alineadas con la división. El Ejército está rediseñando estas últimas como brigadas de sostenimiento de la división (DSB) y mejorando sus capacidades incorporando batallones de sostenimiento de la división8.

En el ambiente de las LSCO, los cuerpos de ejército y las divisiones ya no son simplemente cuarteles generales de mando y control que requieren apoyo externo. Estos ahora operan como formaciones tácticas que integran el sostenimiento como parte de un enfoque de armas combinadas para el combate en cada escalón. El FM 4-0, por lo tanto, aclara las cuestiones relacionadas con la priorización del apoyo y proporciona a los cuerpos y las divisiones un comandante superior de sostenimiento para ejecutar el concepto de apoyo.

El FM 4-0 aborda los cuatro elementos de la función de la guerra de sostenimiento —logística, gestión financiera, servicios de personal y apoyo a los servicios de salud— e ilustra estos elementos agrupándolos por escalón en un campo de batalla multidominio. Los gráficos del área de apoyo de la división, por ejemplo, incluyen tanto la DSB como la compañía de recursos humanos, la unidad de apoyo a la gestión financiera y varias unidades médicas9.

El FM 4-0 refuerza aún más la importancia crítica de la integración y sincronización del sostenimiento con las formaciones del Ejército, como también con los socios de acción conjunta y acción unificada. La velocidad y la violencia de las LSCO imponen demandas sin precedentes a las unidades de sostenimiento del Ejército. En este ambiente, las unidades de sostenimiento deben esforzarse para tener una conciencia situacional cuando las comunicaciones son intermitentes. Para ello, coordinan con las unidades vecinas, así como con sus cuarteles generales superiores y subordinados, mientras anticipan los requerimientos y se preparan para las transiciones rápidas. Los ensayos de sostenimiento son un aspecto crítico del éxito durante la LSCO que permiten a los comandantes sincronizar el sostenimiento con otras funciones de combate mientras se aseguran de que tanto los planes de maniobra como de sostenimiento se entienden claramente10.

El FM 4-0 también está impulsando otros cambios. El sostenimiento es una consideración fundamental a medida que el Ejército reescribe los programas de entrenamiento y desarrolla tareas, condiciones y estándares para prepararse para las LSCO. El sostenimiento se ha convertido en el centro de las discusiones sobre el arte operacional y se aborda en detalle en las publicaciones doctrinales clave de otras funciones de combate. Los centros de entrenamiento de combate ahora desafían a las unidades con las mismas amenazas que anticipamos en las LSCO y el Ejército ha vuelto a enfatizar el sostenimiento en las tácticas, técnicas y procedimientos de combate en cada curso de entrenamiento y educación militar profesional, desde el entrenamiento individual avanzado hasta la Escuela Superior de Guerra del Ejército. Por ejemplo, el programa de formación estratégica del Ejército, Army Strategic Education Program–Command (ASEP-C), incorpora un análisis de los numerosos retos de sostenimiento que los comandantes superaron durante la guerra de Corea11.

Al mismo tiempo, el FM 4-0 está impulsando la reestructuración de las formaciones de sostenimiento del Ejército para apoyar los principios centrales de la guerra establecidos en la doctrina. El desarrollo de nuevas unidades como las DSB, los batallones de sostenimiento de la división y las compañías orgánicas dentro de estas formaciones proporcionan a los comandantes una mayor capacidad de sostenimiento, aumentando así la resistencia de la división durante operaciones de combate. La reestructuración también aumenta el alistamiento—en lugar de desplegarse gradualmente y luchar como un equipo de relevo, las unidades de sostenimiento ahora se entrenarán, se desplegarán y lucharán como elementos orgánicos de un equipo más grande12.

«

El FM 4-0 proporciona la base doctrinal para priorizar las capacidades de sostenimiento dentro de la estrategia de modernización del Ejército, lo cual dará a las formaciones del Ejército el equipamiento necesario para apoyar las demandas de las LSCO.

»

El FM 4-0 proporciona la base doctrinal para priorizar las capacidades de sostenimiento dentro de la estrategia de modernización del Ejército, lo cual dará a las formaciones del Ejército el equipamiento necesario para apoyar las demandas de las LSCO. Los nuevos sistemas de distribución de combustible táctico y a granel, por ejemplo, amplían significativamente la capacidad del Ejército para distribuir estos abastecimientos de Clase III (carburantes) a nivel de cuerpo de ejército y división. El nuevo equipamiento de pruebas y diagnóstico acelerará la detección de problemas y reducirá los tiempos de reparación. Los sistemas de distribución autónomos y semiautónomos aumentarán la capacidad de transporte de las unidades que operan dispersas a lo largo de múltiples ejes de avance. La fabricación de aditivos reducirá el tiempo de espera para artículos críticos, como dispositivos médicos y piezas de reparación, que se producirán bajo demanda. Todas estas capacidades aumentarán significativamente la velocidad, la capacidad de respuesta y la supervivencia de las unidades de sostenimiento en la próxima guerra13.

Mientras tanto, la doctrina del Ejército sigue evolucionando. Después de haber completado el difícil trabajo de desarrollar la doctrina final para el sostenimiento, el Comando de Apoyo de Armas Combinadas del Ejército de EUA y otros están reescribiendo todas las publicaciones doctrinales relacionadas. La publicación del FM 4-0 ha cambiado la forma en que sostenemos las LSCO en cada escalón, así como la forma en que las propias formaciones de sostenimiento operan y luchan. Mientras que el Ejército actualiza su doctrina de sostenimiento, el Centro de Armas Combinadas ha comenzado a trabajar en una futura actualización del FM 3-0, que seguirá haciendo hincapié en las consideraciones de sostenimiento durante las LSCO14.

Conclusión

El general Eric Shinseki recordó al público que «si no les gustan los cambios, les gustará aún menos la irrelevancia»15. Las unidades de sostenimiento del Ejército de hoy se encuentran en medio de grandes cambios en la forma en que visualizamos, pensamos y hablamos sobre la próxima guerra. Esos cambios reflejan los enormes esfuerzos de los miles de soldados y civiles de toda la iniciativa de sostenimiento que han compartido lecciones aprendidas y han proporcionado análisis reflexivos. Poner en práctica estos cambios, sin embargo, requiere que los líderes del Ejército en todos los niveles lean y apliquen esta doctrina en sus programas de formación y desarrollo de líderes. El FM 4-0 proporciona el plan. Los líderes lo harán realidad.


Notas

  1. Army Doctrine Publication 1-01, Doctrinal Primer (Washington DC: U.S. Government Publishing Office [GPO], 2019), accedido 25 de noviembre de 2019, https://armypubs.army.mil/epubs/DR_pubs/DR_a/pdf/web/ARN18138_ADP%201-01%20FINAL%20WEB.pdf.
  2. Field Manual (FM) 3-0, Operations (Washington, DC: U.S. GPO, 2017), accedido 18 de noviembre de 2019, https://armypubs.army.mil/epubs/DR_pubs/DR_a/pdf/web/ARN6687_FM%203-0%20C1%20Inc%20FINAL%20WEB.pdf; Michael Lundy y Richard Creed, «The Return of U.S. Army Field Manual 3-0, Operations», Military Review 97, nro. 6 (noviembre-diciembre 2017): 14–21 (disponible en español bajo el título «El retorno del Manual de Campaña 3-0, Operations, del Ejército de EUA» en la edición del tercer trimestre de 2018).
  3. FM 4-0, Sustainment Operations (Washington, DC: U.S. GPO, 2019), accedido 18 de noviembre de 2019, https://armypubs.army.mil/epubs/DR_pubs/DR_a/pdf/web/ARN19602_FM%204-0%20FINAL%20WEB%20v2.pdf.
  4. Adrian Gamez y Matthew A. Price, «Developing Sustainment Leaders for the Future Fight», Army Sustainment, 28 de febrero de 2017, accedido 18 de noviembre de 2019, https://www.army.mil/article/182928/developing_sustainment_leaders_for_the_future_fight.
  5. Stuart E. Johnson et al., «A Review of the Army’s Modular Force Structure» (Santa Monica, CA: RAND Corporation, 2012), accedido 18 de noviembre de 2019, https://www.rand.org/pubs/technical_reports/TR927-2.html; véase también FM 3-24, Counterinsurgency (Washington, DC: U.S. Government Printing Office, 2006 [obsoleto]); Joel Rayburn y Frank Sobchak, eds., The U.S. Army in the Iraq War: Volume 2, Surge and Withdrawal, 2007–2011 (Carlisle, PA: U.S. Army War College Press, 2019), 615–18, 622–23, accedido 18 de noviembre de 2019, https://publications.armywarcollege.edu/pubs/3668.pdf.
  6. FM 4-0, Sustainment (Washington, DC: U.S. Government Printing Office, 2009 [obsoleto]). El Ejército derogó posteriormente este y otros manuales de campaña en 2012 y los reemplazó con una serie de publicaciones doctrinales.
  7. Lundy y Creed, «The Return of U.S. Army Field Manual 3-0, Operations», 16.
  8. FM 4-0, Sustainment Operations, 2-48–2-50.
  9. Ibid., fig. 5-7.
  10. Ibid., 5-23 y 5-24.
  11. ASEP-C [Army Strategic Education Program–Command] Operations Block, a Primer with Professional Readings (Fort Leavenworth, KS: Combined Arms Center, 11 de abril de 2019).
  12. «Operational Concept, Division Sustainment Brigade», Fort Lee, VA, 1 de agosto de 2019.
  13. «Tactical Fuel Distribution System, Increment II» (documento provisional de desarrollo de capacidades, Fort Lee, VA, 28 de marzo de 2019); James C. McConville, Memorandum for Commander, U.S. Army Training and Doctrine Command, Army Capabilities Integration Center, «Approval of the Bulk Fuel Distribution System, Capabilities Production Document», 30 de noviembre de 2017; Annex J (FFME Activities) to U.S. Army Futures Command OPORD 003-19 (Future Force Modernization Enterprise Annual Modernization Guidance 20-25), Austin, TX, 21 de junio de 2019; Army Additive Manufacturing Campaign Plan, Washington, DC, 25 de julio de 2018.
  14. Michael Lundy, Richard Creed y Scott Pence, «Feeding the Forge: Sustaining Large-Scale Combat Operations», Army.mil, accedido 25 de noviembre de 2019, https://www.army.mil/article/223833/feeding_the_forge_sustaining_large_scale_combat_operations.
  15. James Dao y Thom Shanker, «No Longer a Soldier, Shinseki Has a New Mission», New York Times (sitio web), A21, 11 de noviembre de 2009, accedido 18 de noviembre de 2019, https://www.nytimes.com/2009/11/11/us/politics/11vets.html.

El teniente general (ret.) Michael D. Lundy, Ejército de EUA, es el antiguo comandante general del Centro de Armas Combinadas del Ejército de EUA y el excomandante de la Escuela de Comando y Estado Mayor en Fort Leavenworth, Kansas. Tiene una maestría en Estudios Estratégicos y es egresado de la Escuela de Comando y Estado Mayor y de la Escuela Superior de Guerra del Ejército. También se desempeñó como comandante general del Centro de Excelencia de Aviación del Ejército de EUA en Fort Rucker, Alabama, y cumplió misiones en Haití, Bosnia, Iraq y Afganistán.

El general de brigada Rodney D. Fogg, Ejército de EUA, comanda el Comando de Apoyo de Armas Combinadas del Ejército de EUA en Fort Lee, Virginia. Tiene una licenciatura de King College y maestrías del Instituto de Tecnología de Florida y de la Escuela Superior de Guerra del Ejército de EUA.

El coronel Richard Creed, Ejército de EUA, es el director de la Dirección de Doctrina de Armas Combinadas en Fort Leavenworth, Kansas. Tiene una licenciatura de la Academia Militar de EUA y una maestría de la Escuela de Estudios Militares Avanzados del Ejército de EUA y de la Escuela Superior de Guerra del Ejército de EUA.

El teniente coronel (ret.) William C. Latham Jr., Ejército de EUA, es jefe de la Sección de Doctrina del G-3/5/7, Comando de Apoyo de Armas Combinadas del Ejército de EUA, en Fort Lee, Virginia. Tiene una licenciatura de la Universidad de Georgetown y una maestría de la Universidad de Alaska, en Fairbanks.

Volver al inicio

Tercer Trimestre 2020